La recogida y la clasificación del plástico

¿Cómo empieza el proceso de reciclado de plásticos? ¡Descúbrelo todo sobre la recogida y la clasificación de materiales plásticos!

¡En septiembre volvemos a aprender con AreyouR!

Todos nosotros, como consumidores, nos comprometemos todos los días a efectuar una recogida correcta de los residuos y a contribuir a hacer que el medio ambiente sea un lugar mejor.

¿Pero cómo empieza el proceso de reciclado de plásticos? ¡En este artículo vamos a contar cómo se efectúa la recogida y la clasificación de materiales plásticos!

Los residuos plásticos se:

1. Recogen gracias a los ciudadanos que, después de haber utilizado un producto y en cumplimiento de la legislación municipal, entregan los residuos en los contenedores adecuados previstos por el reglamento.

Por eso es tan importante que, ya en nuestros propios hogares, prestemos especial atención a esta primera fase que, aunque parezca alejada del proceso de reciclado verdadero y propio, ¡es sin embargo un componente esencial! Sin la contribución de vosotros, los consumidores, nada sería posible 🙂

2. Prensan para facilitar su transporte. De hecho, los residuos plásticos, para que se puedan transportar sin problemas, se deben prensar para aumentar su cantidad. De esta manera, se facilita y se optimiza la misma frecuencia del transporte.

3. Entregan en adecuadas instalaciones de clasificación. Esta es una fase fundamental. En las instalaciones, los residuos plásticos se subdividen en función de parámetros como la composición, el tamaño y el color.

De hecho, los materiales plásticos, ¡no son de un único tipo! ¡Como os contamos en este artículo, existen seis tipos diferentes de plástico, cada uno con sus propias características físicas y destinado a un proceso de reciclado especificado que lo convertirá de simple desecho en nuevos productos útiles!

4. Clasifican. La clasificación se efectúa mediante un procedimiento mecánico que utiliza una centrifugadora enorme y, a continuación, mediante el uso de lectores ópticos que separan los materiales en función de sus composiciones y colores mediante verdaderas ráfagas de aire que reagrupan los plásticos por tipo.

5. Comprimen y almacenan en envases homogéneos. Esto permite destinar cada tipo de plástico a su reciclado adecuado. Tras estas fases esenciales de recogida y clasificación, los materiales plásticos finalmente están listos para ser enviados a la segunda fase importante del proceso de reciclado, que se efectúa en instalaciones especializadas. 

Aquí es donde se crea la “magia del reciclaje”: un residuo que vuelve a la vida gracias a las tecnologías, la creatividad y el compromiso de todos nosotros.

¡Quedaos con Are you R: en el próximo articulo os contaremos lo que ocurre en las plantas de reciclaje de plásticos!