TECNOVA es un punto de referencia para el reciclaje de plástico, en Italia y en el mundo.

En Italia, una tierra de antiguas tradiciones artesanales e industriales, se encuentra una empresa que ha convertido la sostenibilidad en su principal misión: la empresa de producción de instalaciones completas para el reciclaje de plásticos TECNOVA. Fundada en la provincia de Novara, uno de los centros industriales de Italia, ha crecido a lo largo de las décadas para convertirse en uno de los pilares de la industria del plástico en Italia y en el mundo.

TECNOVA es un testimonio vivo de la importancia de adoptar prácticas comerciales sostenibles e invertir en innovación para enfrentar los desafíos ambientales globales. Desde su fundación, la empresa ha centrado sus esfuerzos en el estudio de las necesidades específicas de regeneración del plástico, con un profundo conocimiento del material a tratar: residuos posconsumo y sobrantes de procesos industriales.

Uno de sus puntos fuertes ha sido la capacidad de adaptarse a los cambios en las necesidades del mercado. A lo largo de los años, han desarrollado tecnologías de vanguardia para el reciclaje, lo que permite el procesamiento de una amplia gama de polímeros plásticos, desde plásticos rígidos hasta plásticos flexibles, desde PET hasta HDPE. Esta versatilidad les ha permitido proporcionar soluciones personalizadas para una amplia variedad de sectores, incluyendo la industria automotriz, envases, electrónica y fabricación de muebles.

La sostenibilidad es su guía. A través del uso de sus instalaciones, adecuadas para el procesamiento de medianas y grandes cantidades, han contribuido significativamente a la reducción de plásticos en los residuos y a la reducción de las emisiones de CO2 en comparación con la producción de nuevo plástico. Además, han desarrollado un programa de investigación y desarrollo con el objetivo de mejorar continuamente la eficiencia de los procesos.

“Hemos adoptado un enfoque colaborativo hacia la sostenibilidad”, afirma Marco Massaro, quien recientemente se convirtió en el único propietario de la empresa. “Hemos establecido asociaciones con otras empresas, instituciones y organizaciones ambientales, como ARE YOU R, para promover el intercambio de mejores prácticas y el desarrollo de soluciones sostenibles para la gestión de residuos plásticos. A lo largo de los años, la calidad, confiabilidad y facilidad de uso y mantenimiento de nuestras máquinas nos han permitido convertirnos en un referente a nivel global, con más de 3000 instalaciones en todo el mundo.”

Pero la verdadera fuerza de TECNOVA radica en su compromiso con los valores familiares. La transición del fundador Antonio Massaro a su hijo Marco ha dado lugar a nuevos desafíos y oportunidades para el futuro de la empresa. El fundador posee la experiencia y la sabiduría adquiridas a lo largo de los años, mientras que el sucesor aporta frescura y perspectivas innovadoras. Un ejemplo de esto fue el lanzamiento del densificador LIONTEK, donde pasado y presente se unieron en un proyecto estratégico que ya ha demostrado ser exitoso. Fue presentado por primera vez en el mercado internacional, durante la edición 2022 de la feria K, y lanzado en Italia en los últimos días, durante la feria PLAST en Milán.

LIONTEK

El Liontek enriquece el extenso catálogo de TECNOVA dedicado al reciclaje de plásticos altamente contaminados, mientras la empresa celebra sus 40 años de actividad. Se trata de un densificador de circuito cerrado diseñado para trabajar continuamente con material plástico posconsumo, posindustrial o proveniente de instalaciones de lavado. Un proyecto iniciado en 1997 por Antonio Massaro, el actual presidente de TECNOVA, cuyos dibujos originales aún circulan en la empresa, pero que con el tiempo fue abandonado en favor de otras prioridades de producción. A partir de este proyecto inicial, el departamento técnico desarrolló la nueva instalación.

El densificador desempeña un papel fundamental en el ciclo de procesamiento de residuos de plástico, tanto posconsumo como industriales. Actualmente, es cada vez más difícil encontrar material con niveles residuales de humedad inferiores al 5-10%, que son perfectamente adecuados para la alimentación directa en las extrusoras. La función del LIONTEK es esencial para reducir la humedad, que a menudo compromete la calidad del gránulo, su procesamiento y, en consecuencia, el producto final

IMPIANTO EXTRUDER E180

La máquina, además de complementar la línea actualmente disponible en el mercado con la marca TECNOVA, atiende a clientes nacionales e internacionales que ya poseen líneas de la misma marca, de producción actual o anterior, pero también a quienes trabajan con instalaciones de otras marcas, ya que el LIONTEK se puede vender como una máquina independiente, siendo perfectamente compatible e integrable con sistemas de terceros disponibles en el mercado.

En resumen, la combinación adecuada de conocimientos pasados y presentes puede ser exitosa para la empresa, al igual que mantener una visión global y una actitud de innovación pueden garantizar su crecimiento y sostenibilidad, también para las generaciones futuras.